Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
 
 
 
.  .  .  .  . 
                     
     
   Facebook Twitter
 
 

Santiago Rodríguez cumplió su sueño: un posgrado en Japón

 

SLIDE FCE_JAPONPara un universitario colombiano estudiar en la ‘Nación del sol naciente’ parece un reto demasiado grande por su idioma, calidad educativa y profunda diferencia cultural. Sin embargo, hay quienes asumen el reto y logran dejar huella como Santiago Rodríguez, egresado de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia, quien acaba de obtener su título de maestría en Economía Pública de la National Graduate Institute for Policy Studies (Grips), en Tokio. Allí allanó el camino para que más becarios se arriesguen a conquistar el Lejano Oriente.

Bogotá D.C., octubre 13 de 2015 (Comunicaciones FCE - CID). En el avión, con destino a Japón, Santiago Rodríguez Martínez respiró tranquilo cuando coincidió con otro colombiano que ingresaría a su misma universidad en Tokio; pensó: “tendré con quien sobrevivir los primeros días”. El alivio le duró poco; en el momento en que pisó suelo nipón, cada uno fue trasladado a una residencia distinta. “A pesar de todo lo que me había preparado quedé en shock, fue un momento dramático verme solo en esa inmensa ciudad, no sabía cómo reaccionar”, reconoce este egresado #OrgulloFCEUN del Programa de Economía de la UN. A pesar del impacto inicial, logró llenarse de fortaleza para disfrutar su gran sueño de niño: conocer la “Nación del sol naciente”, y a la vez cumplir con un reto personal: continuar su formación académica.

Sus deseos se hicieron realidad gracias a que aprovechó una de las becas que ofrece la Embajada de Japón en Colombia. Según cuenta Santiago, allí aprecian a los egresados de la Facultad de Ciencias Económicas de la UN porque la mayoría logra titularse en los programas de maestría y doctorado a los que entran, un récord que les abre muchas posibilidades a otros estudiantes de la Institución.

“Un compañero de la UN, que sabía sobre mi gusto por Japón, fue el que me informó sobre las becas, pero primero trabajé un par de años luego de graduarme como economista; solo hasta el 2013 alisté los papeles que exigía la Embajada. Pasé el proceso de selección y me fui. Hoy puedo decir que esa nación me cambió la vida porque allí conocí muchas culturas, sobre todo gente del sureste asiático, y evidencié que los problemas sociales y económicos de Colombia no son exclusivos de aquí. Además, comprendí cómo fue el milagro japonés y que no todo lo que les sirvió a ellos, para su gran desarrollo, se podría copiar tal cual en países como el mío, pues las experiencias se deben adaptar a la realidad de cada sociedad”, relata el joven bogotano. SANTIAGO 1_CON_compaeros

Así fue que en el 2013 Rodríguez llegó a la National Graduate Institute for Policy Studies (Grips), en Tokio, una universidad de posgrados sobre gestión pública en temas económicos y financieros. Según el egresado, la mayoría de los que ingresan allí provienen de entidades estatales, como por ejemplo del Ministerio de Finanzas o de la banca central japonesa. Fue por eso que el arribo de Santiago causó cierta curiosidad, debido a que tenía un perfil distinto y abordaría una investigación novedosa en su trabajo de grado respecto a los demás alumnos, quienes suelen plantear temas relacionados con política monetaria o fiscal.

“En principio quería comparar los sistemas de seguridad social de Colombia y Japón, pero por recomendación de mi asesor opté por investigar cómo el Fenómeno de El Niño afecta el crecimiento económico y la inflación en mi país. Para lograrlo, me tocó desagregar cada indicador económico y observar la relación que tenían con esa anomalía climática. El trabajo gustó mucho debido a que se trataba de un enfoque alternativo para esa Universidad y es una clase de análisis que no se había abordado para el caso colombiano. El trabajo lo titulé Impact of El Niño Southern Oscillation On The Colombian Economy: A Var Approach”, señala Rodríguez.

Japonés… como el de un niño
SANTIAGO 1_CON_PROFEAparte de la valiosa experiencia académica, Santiago considera que la posibilidad de estudiar fuera de Colombia abre la conciencia en muchas formas. En su caso, pudo acercarse a una cultura milenaria con todas las dificultades que esto encierra. Aclara que cursó la maestría en inglés, porque era el idioma en que se ofertaba el programa, pero en otros años la han dictado en japonés. Por eso, su contacto con el idioma no fue tan cercano como hubiera querido. 

Sin embargo, en uno de los campamentos para extranjeros en los que participó (el Japan Tent, que se realiza todos los años en agosto) tuvo la oportunidad de vivir con una familia nativa y practicar algo de hiragana y katakana, que son los silabarios para comenzar a dominar la escritura y lectura japonesas. “Es algo así como aprender el a, e, i, o u del español”, explica Santiago. No obstante, su gran dificultad fue el kanji, los caracteres con los que se expresan conceptos o que, en algunos casos, sirven de raíz de una palabra y forman nuevos significados al combinarlos con los silabarios.

“Para los occidentales sANTIAGO 2los kanji pueden llegar a ser muy complejos. Por ejemplo, los tres hijos de la pareja japonesa con la que compartí en el campamento estaban en el tercer año de aprendizaje de Kanji (los japoneses suelen durar hasta 10 años en dominarlo). Al ver los afiches con los que ellos aprenden, me di cuenta que yo ni siquiera alcanzaba a llegar al segundo año”, manifiesta el egresado de la FCE UN.

Lo que sí logró fue escribirles una carta en japonés a sus anfitriones, pero utilizando solo el hiragana y el katakana. “Eso es igual a como si escribiera un niño, porque lo normal sería expresarse a través del kanji y no solo de los silabarios”, dice.

Pese al gran esfuerzo que se requiere para aprender japonés, Santiago no duda en invitar a más jóvenes a cruzar el Pacífico y llegar a ese moderno país. En su caso aprendió dos cosas fundamentales. La primera, que la educación en Japón depende 100% de la autonomía del estudiante: “allá el proceso es muy autodidacta y los profesores solo dan sus opiniones sobre las investigaciones y no llevan tanto de la mano a los alumnos como en Colombia”. Y segundo, que no importa las limitaciones económicas o personales de cada quien, “siempre existirá la oportunidad de viajar, estudiar en el exterior y conocer nuevas culturas si existe decisión”. 

SANTIAGO 1_CON_compaeros_2

Pulse aquí para ver la videocoluman con Santiago Rodríguez

 

Visite los siguientes enlaces si quiere conocer más sobre la National Graduate Institute for Policy Studies (Grips), en Tokio.

http://www.grips.ac.jp/cms/wp-content/uploads/2014/12/mep_2015-2016.pdf

http://www.grips.ac.jp/en/about/brochures/