Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
 
 
 
.  .  .  .  . 
                     
     
   Facebook Twitter
 
 

Contaduría ¿una profesión estigmatizada?

 

CONTADORAEste año, las empresas colombianas enfrentan uno de los desafíos más importantes de los últimos años: ajustar su información financiera a los estándares internacionales, y los contadores son las figuras centrales en el proceso. No obstante, a pesar de su destacado papel en la vida económica y financiera del país, estos profesionales sufren varios estereotipos que llevan a estigmatizar la profesión. La académica brasilera Silvia Casa Nova, en su paso por la Universidad Nacional de Colombia, reveló un estudio en el que muestra los principales factores que llevan a tener una idea errónea de la Contaduría, disciplina que este martes primero de marzo celebra su día.


Bogotá D.C., febrero 29 de 2016 (Comunicaciones FCE - CID). La imagen tradicional del contador es el de una persona solitaria, encerrada en su oficina, que básicamente se dedica a registrar cifras en los libros contables. Si bien, en Colombia la profesión aún es atractiva para muchos jóvenes que ingresan a la educación superior, una investigación realizada en la Universidad de Sao Paulo (Brasil) por la académica Silvia Casa Nova, demostró que en el caso de ese país cada vez son menos los que optan por esta carrera, debido en parte a los estigmas asociados a la profesión, algo que no es ajeno en nuestro contexto.

De acuerdo con la experta, quien fue invitada a la Facultad de Ciencias Económicas de la UN por el Grupo de Estudios Interdisciplinarios sobre Gestión y Contabilidad (INTERGES), el estigma aparece cuando las características de un individuo no son coherentes con la imagen preconcebida que existe de él en un contexto dado, lo que puede derivar en una falta de status social. Esto podría resultar perjudicial tanto para la autoestima del sujeto como para lo que él produce.

Pero ¿cómo son percibidos los contadores?, al respecto existen varias ideas preconcebidas no solo en ámbitos ajenos a la profesión, sino incluso dentro del mismo gremio, asegura la académica brasilera. Son diversas las razonas para ello. Por un lado, las historias de ficción en la televisión o el cine suelen ubicar a los contadores como personajes sombríos, con tareas mecánicas, que tienden a estar al lado del malo de la película, en el encubrimiento de cifras. Por otro, en el contexto social, se considera que son individuos que solo saben de números, que son aburridos y huyen de las relaciones interpersonales; además, que no tienen espacio para la creatividad.

La profesora Casa Nova comprobó lo arraigado de estas percepciones en un estudio que realizó en la Universidad de Sao Paulo con jóvenes que acudieron a la feria de profesiones, en la cual los bachilleres tienen la posibilidad de conocer todos los programas universitarios de la Institución. Con una muestra de 601 estudiantes que accedieron participar en la investigación y que cumplían con los requisitos para la encuesta, se indagó sobre varios aspectos relacionados con el hecho de estudiar una profesión en Contaduría.

Del total de participantes, solo 49 consideraron la posibilidad de optar por esta disciplina. Al preguntarles cuál era el medio para informarse sobre esta, la mayoría indicó que internet. También se halló que los jóvenes no encuentran una buena asesoría entre los padres, familiares o amigos, debido al desconocimiento general que hay sobre la carrera contable.

Casa Nova explicó que en las respuestas de los estudiantes se detectan las razones por las que se evita cursar esta profesión: “no tengo afinidad con los números”, “la Contaduría no satisface mis objetivos”, “es una carrera muy rutinaria”, “es un trabajo de escritorio que no me interesa”, “es muy burocrático”, “no puedo explorar mi creatividad”. Hay casos en los que los bachilleres opinan que es una profesión en desuso, que puede ser reemplazada por software que hacen cálculos.

Según la brasilera, uno de los imaginarios que se debería contrarrestar es que la Contaduría es una ciencia exacta. Por el contrario, al igual que la Economía, es una ciencia social, que se corresponde con la dinámica de las sociedades, y que es base fundamental para la toma de decisiones informadas para el adecuado desempeño de las organizaciones.

Otro estigma popular es que la Contaduría no tiene espacio para la creatividad, pues es un mundo gobernado por fórmulas y reglas. Como lo sostiene Casa Nova, también hay una falsa percepción al respecto, puesto que los contadores no responden solo a números, sino a todo un entorno social y empresarial (estrategias, relaciones interdisciplinarias, coyunturas económicas, políticas y normatividad estatal, entre muchos más factores).

Para la profesora Claudia Lucía Niño Galeano, de la Escuela de Administración y Contaduría Pública de la UN y quien estuvo a cargo de comentar la presentación de Silvia Casa Nova, esa creatividad se refleja, en la actualidad, en la interpretación y apropiación que estos profesionales deben hacer, por ejemplo, de los Estándares Internacionales de Información Financiera, que no consiste en copiar técnicas y procedimientos, sino en adaptar las herramientas que sean más convenientes para el adecuado funcionamiento de las empresas.

La docente de la UN agregó que es posible que esos estigmas se estén validando desde la academia, por lo que invitó a todos los profesores de la Facultad de Ciencias Económicas a reflexionar sobre el papel que juegan para mejorar la pedagogía y romper las falsas imágenes de la profesión. Aseguró, además, que si se hiciera el mismo estudio en Colombia, sería muy posible que se llegue a resultados similares: que la carrera contable está siendo elegida por ‘descarte’ y porque facilita el encontrar empleo, y no como una primera opción que verdaderamente apasione a los jóvenes. La formación profesional de los contadores debe superar los estigmas basados en el cumplimiento de reglas y fortalecer el desarrollo de criterio profesional y toma de decisiones que aporten al desarrollo de las organizaciones y de la sociedad.

Eventos por el día del Contador
Como parte de las actividades por el día del Contador Público colombiano, la Facultad de Ciencias Económicas ha organizado varios espacios de reflexión que se llevarán a cabo durante el mes de marzo:

- Panel conversatorio ‘Miradas sobre ética profesional y contaduría pública ¿es cuestión de normas?’ con los expertos Ruth Alejandra Patiño, Efrén Danilo Ariza y Gabriel Rueda Delgado. Martes, primero de marzo, de 11:00 a.m. a 1:00 p.m., en el Auditorio principal de la FCE. Organiza el Grupo de Estudios Interdisciplinarios sobre Gestión y Contabilidad (INTERGES)

- Conversatorio ‘Pasado y presente de la Contaduría Pública en Colombia’, con la participación de Jorge Rodríguez Pérez, Juan Jacobo Pavajeau, José Manuel Guevara, Fredy León, Nancy Arévalo y Daniela Muñoz. Martes, primero de marzo, de 6:00 a 8:00 p.m., en el Auditorio principal de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia. Organiza el Colectivo de Trabajo Nosotros, con el apoyo del programa de Contaduría Pública de la FCE UN.

- Conferencia: ‘Un análisis económico del valor razonable: la contabilidad como un vector de la crisis' ofrecida por el invitado internacional Yuri Biondi. Viernes, dieciocho de marzo, de 9:00 a 11:00 a.m., en el Auditorio principal de la FCE. Organiza la Escuela de Administración y Contaduría Pública, el Programa de Contaduría Pública de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia, y la Asociación Colombiana de Facultades de Contaduría Pública (Asfacop).