Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
 
 
 
.  .  .  .  . 
                     
     
   Facebook Twitter
 
 

La reforma tributaria de Santos es anticonstitucional

 

Balance 2016 y perspectivas 2017

slide VillabonaProfesor Orlando Villabona, experto en gestión tributaria

Al mirar en detalle las propuestas que presentó el Gobierno nacional para reformar el sistema tributario colombiano se evidencia que los cambios son mínimos y los que se proponen, inocuos. Esa es la observación que hace Orlando Villabona Robayo, profesor de la Escuela de Administración y Contaduría Pública de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia. En su concepto, el 2017 estará marcado por una mayor inequidad tributaria y un deterioro de los ingresos de la población pobre del país.

“La reforma presentada al Congreso de la República es, en realidad, una excusa para el aumento de la tarifa del IVA del 16 al 19 %; en eso se centra toda la propuesta del ejecutivo, la cual es bastante regresiva. Una verdadera transformación hubiera sido obligar a los sectores más ricos a tributar según sus ingresos y patrimonio. No tiene lógica que, por ejemplo, una persona que vende dulces en una esquina compre un televisor de un millón de pesos y pague 190 mil pesos de IVA, y ese mismo televisor lo compre Carlos Ardila Lülle. ¿Quién paga más impuestos según sus ingresos?, obviamente el vendedor”, explica el experto en tributación.

Lo que predice el profesor Villabona es que en menos de dos años se necesitará una nueva reforma tributaria, debido a que la actual se queda corta en muchos aspectos; además, asegura, es anticonstitucional debido a que la Constitución Política de Colombia en el artículo 363 dice: “El sistema tributario se funda en los principios de equidad, eficiencia y progresividad”, algo que en la práctica no se da. “Si en Colombia existieran buenos abogados podrían demandarla y tumbarla, pues vulnera varios principios”.

Por ejemplo, aún no se proponen cambios estructurales para que el sistema sea eficiente, para lo cual se requeriría una entidad autónoma que administre los impuestos y un sistema de sanciones y penalidades más fuerte para los evasores. Al respecto, en el documento presentado por el Ejecutivo se dice que se sancionarán las evasiones superiores a cinco mil millones de pesos, algo que para el profesor Villabona es ridículo, debido a que son pocos los casos que llegan a esos montos, y de ser así, si la persona confiesa, solo se le impondrá una multa para evitar ir a la cárcel. “La medida lo que hará es incentivar el infracción, ya que la persona seguirá evadiendo, y si es descubierta, paga la multa y queda libre, pues no hay ninguna sanción adicional”.

La reforma Santos tampoco contribuye a disminuir la inequidad, pues los ricos siguen sin aportar lo suficiente al sistema; es el caso de los dividendos que serían modestamente gravados y, si el sujeto constituye una Sociedad por Acción Simplificada (SAS), puede quedar eximido del pago, pues bajo este tipo de asociación empresarial no se configura dividendo.

Tampoco se dijo nada sobre el impuesto a las herencias, que en la mayoría de los países es una medida eficiente para la redistribución de la riqueza. En Colombia heredar se considera una ganancia ocasional y se grava con el 10 % en todos los casos. Pero de acuerdo con el profesor Villabona, en otros países los herederos tienen que pagar el impuesto según el monto del patrimonio que reciban; así, entre más fortuna más se tributa, en algunos casos hasta el 55 %, como es el caso de Japón, o el 35 %, en Ecuador.

La inequidad también se agudizará, según el experto, por cuenta del desmonte del impuesto a la riqueza, que inexplicablemente quedó por fuera del proyecto presentado, y por el aumento de la retención en salud y pensión, más ICA, en el salario de los trabajadores, que pasaría del 10 % al 15 %. “Un taxista que reciba un sueldo de 800 mil pesos tendrá que pagar casi el 50 % de su sueldo en aportes, mientras las de mayores ingresos esto puede llegar a representar el 1 %; eso es completamente regresivo e inequitativo”, enfatizó el docente de la FCE UN.