Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
 
 
 
.  .  .  .  . 
                     
     
   Facebook Twitter
 
 

Colombia, en transición hacia el nuevo marco técnico y normativo contable

 

Balance 2016 y perspectivas 2017

slide VeraMary Vera-Colina, experta en gestión, sistemas contables y desempeño organizacional

Con la publicación de la Ley 1314, en el 2009, se inició en Colombia una reforma integral a la normativa de emisión de estados financieros y aseguramiento de la información contable. El 2016 fue un año clave en este proceso, debido a que era el periodo previsto para que las empresas clasificas como Grupo 2 (pymes entre 10 y 200 trabajadores, que no cotizan en bolsa) publicaran formalmente sus informes bajo el nuevo marco técnico normativo. La trascendencia de esta aplicación radica en que gran parte del tejido empresarial del país está bajo la categoría de pymes.

Según la profesora Mary Vera-Colina, Directora del Centro de Investigaciones para el Desarrollo (CID) de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia, en el caso de nuestro país existe la incertidumbre de qué porcentaje de empresas lograrán cumplir con la fecha tope puesta por el Gobierno nacional para la adopción de la nueva normativa (31 de diciembre de 2016).

“En los primeros meses del 2017 las empresas Grupo 2 tendrán que emitir sus estados financieros del 2016 con comparativos de información del 2015. Se debe aclarar que si bien la contabilidad en Colombia, a partir de la ley 1314, se basa en las NIIF, lo que ocurre en la práctica es que el cumplimiento del tipo normativo se hace bajo el modelo contable nacional. Esto ocurre porque en el país hasta ahora se está emitiendo decretos reglamentarios de la Ley 1314, en donde se señala cuáles son los procedimientos y cuáles son las normas que deben aplicarse en cada grupo de empresas”, explica la profesora.

Añade que si bien gran parte del contenido de esos decretos se basa en normas internacionales, no en todos los casos coincide con la normativa colombiana; por eso, a pesar de que se insiste en que Colombia entre en el modelo internacional, este no se garantiza en un 100 %. Un ejemplo es el sector de la economía solidaria, cuyas empresas no están obligadas a cumplir con las NIIF de Grupo 1 o 2. Por eso, lo más frecuente será que las empresas cumplan con el marco técnico normativo y no necesariamente con las NIIF.

En lo que tiene que ver con las empresas englobadas en el Grupo 1 (aquellas que cotizan en bolsa de valores o entidades financieras en general), la profesora Vera-Colina indica que su fecha de corte para emitir estados financieros con el nuevo marco técnico contable fue 31 de diciembre de 2015; por tanto, durante el año 2016 se comenzó a conocer los primeros informes publicados oficialmente bajo este nuevo esquema.

La académica manifiesta que es importante señalar que en el Programa de Contaduría y en la Maestría en Contabilidad y Finanzas de la Facultad de Ciencias Económicas UN hay interés en indagar cuáles han sido los impactos en esos sectores empresariales según los resultados de sus estados financieros. El objetivo, dice, es establecer de forma más empírica cuáles son los efectos de la aplicación de las NIIF. En ese sentido, estudiantes, profesores y grupos de investigación comienzan a estudiar sobre los nuevos datos, aunque aún de forma preliminar, porque solo se tiene información de un año de aplicación.

“Tenemos algunas conclusiones iniciales sobre el formato y contenido de los informes; por ejemplo, hicimos un estudio reciente sobre el sector asegurador, donde algunas de las conclusiones tienen que ver con el desarrollo o diseño de las políticas contables que se reflejan en los estados financieros. Lo que podemos decir por ahora es que no cumplen en un 100 % con las NIIF, ya que hay elementos de política contable que no están claramente definidos en los reportes”, explica la experta.

La profesora señala que el 2017 y años posteriores seguirán siendo muy interesantes para la contaduría en Colombia, por las posibilidades de investigación que se abren. “Aún faltan modificaciones normativas que estamos pendientes por observar y que como Universidad podremos enviar algunas recomendaciones a los organismos supervisores y reguladores, ya que, por ejemplo, hay temas como el código de comercio en los que hay valores contables que impactan fuertemente la toma de decisiones en las empresas y que aún no están acoplados a la nueva normativa.