Sede Bogotá
Centro Editorial FCE - CID
Mapa del sitio
 

CONSECUENCIAS DEL CRECIMIENTO VULNERABLE


Salomón Bechara Senior1 y Susan Sánchez Chaparro2


La coyuntura económica para el tercer trimestre del 2016 presenta un reto para las autoridades económicas, en cabeza del Gobierno Nacional y el Banco de la República, en la medida en que tendrán que escoger entre impulsar un crecimiento económico con algunas presiones inflacionarias desde el lado de la oferta, o, como tradicionalmente ha decidido el Banco de la República, privilegiar la reducción de la inflación a través de aumentos de la tasa de interés que contribuirían a desacelerar aún más la actividad económica.

En efecto, por un lado, el aumento de los precios, debido a shocks de oferta, vuelve a poner a prueba la efectividad del modelo de inflación objetivo del Banco de la República para controlar la inflación a través del aumento de la tasa de interés, manteniendo los niveles históricamente altos de esta variable de intervención, aunque pocos consideran que la medida impulse la convergencia de la inflación a su rango objetivo hasta 2017. 

Después de la crisis mundial, la inflación se ha mantenido controlada en la medida en que la industria a nivel internacional no ha logrado una recuperación sostenida y nuestra industria ha mostrado una tendencia decreciente con crecimiento negativo el último trimestre. En tal contexto, este sector empresarial tiene que mantener una política de precios con márgenes bajos que les permita mantenerse en el mercado ante una situación de desaceleración y decrecimiento de algunas ramas, de manera que no han presionado la inflación de materias primas y bienes finales.

Privilegiar el crecimiento económico antes que la inflación implicaría una política activa del Gobierno Nacional. Y en el escenario actual, donde la inversión pública se encuentra con graves problemas de financiación y una reforma tributaria en proceso de aprobación es improbable contar con una expansión del gasto que favorezca el consumo y el crecimiento de corto plazo. En otras palabras, las decisiones del gobierno, tanto las pasivas como las activas, impiden suponer que el crecimiento del producto en 2016 supere significativamente al del año pasado y probablemente se ubique entre 2 y 3%. 

[Descargue para continuar leyendo]

 



[1] Economista y Magíster en Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia. Asesor Estadístico del Centro de Investigaciones para el Desarrollo-CID, Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla . El contenido y la forma de éste artículo es responsabilidad exclusiva de su autor y no compromete de ninguna manera al Centro de Investigaciones para el Desarrollo CID, ni a la Facultad de Ciencias Económicas, ni a la Universidad Nacional de Colombia.

[1] Economista de la Universidad Industrial de Santander y Magíster en Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia. Asesora Estadística del Centro de Investigaciones para el Desarrollo-CID, Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla . El contenido y la forma de éste artículo es responsabilidad exclusiva de su autor y no compromete de ninguna manera al Centro de Investigaciones para el Desarrollo CID, ni a la Facultad de Ciencias Económicas, ni a la Universidad Nacional de Colombia.


Descargue aquí DOCE - 5

 

 
Universidad Nacional de Colombia
Carrera 30 Calle 45 Ciudad Universitaria - Edificio 310
Bogotá D.C. - Colombia